12 preguntas para saber si ella quiere una segunda cita

Finalmente has salido con la chica de tus sueños y te esforzaste porque esta primera cita fuera un éxito total, pero has estado tan concentrado en hacer un buen papel que en realidad no sabes si ella la ha pasado bien. Quizá ahora sientas ciertas dudas sobre si deberías invitarla a salir a una segunda cita.

Para tener una mejor idea de cómo te fue en la primera cita intenta recordar los siguientes momentos y señales clave para saber si ella quiere tener una segunda cita contigo:

1.      ¿La conversación fue unilateral o bilateral?

Tu trabajo como hombre es el de hacer tu mejor esfuerzo para pasar un buen rato y como consecuencia se espera ella también lo pase bien. Sin embargo, no te puedes culpar si el resultado no fue el que esperabas. Si has hecho todo lo que está en tus manos por tener una buena cita y ella no puso de su parte no es tu culpa pero definitivamente, tampoco es una buena señal.

Presta atención a sus respuestas. Si ella se limita a contestar lo que le preguntas con “” o “No” entonces la cita no está marchando muy bien. Por otro lado, si ella elabora más sus respuestas, tienes una señal amarilla. Es decir, ni tan buena ni tan mala.

Lo ideal sería que ella se interesara en ti, te devolviera tus preguntas y te hiciera preguntas personales.

2.      ¿Profundizaron en su conversación?

No hay nada de malo en tener una conversación que incluya preguntas como:

  • ¿Qué hacías antes de pasar por ti?
  • ¿En qué trabajas?
  • ¿Qué te gusta hacer?
  • ¿Qué te parece el clima?
  • ¿Te gusta este lugar?

Cualquier interacción debe ir de menos a más y este puede ser un buen lugar para comenzar. Sin embargo, debes progresar rápidamente a temas más personales, interesantes, controversiales y emocionales para ella.

Si limitas tu cita a este tipo de conversación, probablemente ella se aburra y sienta que las cosas serán así siempre.

Por otro lado, si en algún momento sentiste que la conversación fluía de forma natural con la participación de ambos, ella se abrió emocionalmente contigo (te contó algo triste, feliz, nostálgico, etc.) entonces puedes esperar que ahora ella se sienta más conectada contigo.

3.      ¿Ella lucía receptiva?

Es decir, ¿contabas con su atención o ella se distraía con facilidad? Un ejemplo claro en el que ella no está siendo receptiva es el siguiente:

Tú le estás platicando alguna historia mientras ella saca su celular y comienza a reírse de la nada. Después ella voltea a verte y te dice “Perdón ¿Qué decías?”

Si ella se distrae con facilidad es probable que la conversación le parezca aburrida. Por el otro lado, si estás seguro que tu conversación interesaría a cualquier persona es probable que ella sea quien tenga problemas de atención.

Lo ideal en este caso sería que ella te escuche con atención, esté atenta a los detalles y te haga preguntas para que profundices en tus historias.

4.      ¿Qué decía su lenguaje corporal?

Las señales que enviamos a otras personas mediante nuestro lenguaje corporal suelen ser inconscientes, es por eso que suelen ser confiables para determinar la sub comunicación de las personas.

Algunas señales no verbales positivas que ella te habría podido dar son las siguientes:

  • Ella se inclinaba hacia ti para poderte escuchar mejor.
  • Colocaba si cuerpo de frente a ti. Presta atención a sus pies.
  • Se acariciaba el cabello apuntando hacia ti.
  • Sostenía contacto visual.
  • Miraba continuamente tus labios.
  • Te tocaba

Si quieres más tips sobre lenguaje corporal da clic aquí.

5.      ¿La percibiste cómoda?

No hay nada de malo en quedarse sin ideas para la conversación de vez en cuando. Sin embargo, debes prestar atención a su reacción. Estas preguntas deberían darte una idea:

  • ¿Ella se siente cómoda contigo a pesar de tener un silencio en la conversación?
  • ¿Ella intenta exprimir la conversación para que la misma no termine?
  • ¿Ella se muestra incómoda esperando que hagas algo?
  • ¿Parecería que ella preferiría terminar con la cita en ese momento?

6.      ¿Lograron encontrar cosas que tienen en común?

Ya sean hobbies, familia, relaciones, metas, sueños o cualquier otra cosa. Cuando encuentras intereses en común con tu cita puedes generar una conversación profunda y emocionante.

Si ella parece perder el interés después de la cita, quizá te quedaste un poco corto con este punto.

7.      ¿La tocaste? ¿Cómo se sintió ella?

El contacto físico es una parte clave para progresar con la chica que te gusta y mientras más tardes en hacer del contacto físico parte de tu cita, más difícil será hacerlo en etapas posteriores. Así que intenta establecer contacto físico desde el inicio.

Mientras la falta de contacto físico no demuestra que ella tenga poco interés, la presencia del mismo aceleraría tu progreso.

Si has logrado tocarla durante la cita ya sea al dirigirla a su asiento, abrazarla al saludarla, incluso besarla en la frente si ha dicho algo muy gracioso y ella se siente cómoda con eso, tienes una buena señal.

8.      ¿Cuál fue tu percepción del tiempo?

Aunque esto pudiera parecer subjetivo no debes olvidar que tenemos intuición. En nuestro cerebro se almacenan nuestras experiencias y aunque no siempre estamos conscientes de ellas, nuestro cerebro nos brinda información en forma de sensaciones.

Por esto mismo, si has sentido que el tiempo en tu cita se ha agotado muy rápido es posible que tú mismo la estés pasando bien, lo cual aumenta fuertemente la probabilidad de que ella también la esté pasando bien.

9.      ¿Ella te estaba poniendo atención?

Esto es muy fácil de comprobar. Simplemente intenta preguntándole detalles sobre lo que le has platicado. Si ella parece no tener ni una idea de lo que le estás hablando, es una mala señal. No te ha estado prestando atención.

10. ¿Ella se relajaba y reía?

Hay un dicho, que aunque un poco vago me parece bastante acertado. Pon atención a lo siguiente:

“Si quieres saber si le gustas a una mujer, simplemente cuéntale un chiste malo y si se ríe entonces le gustas.”

Aunque esto no es una regla (no siempre será cierto) en muchas situaciones puedes confiar en que si ella suele reír contigo es una buena señal.

11. ¿Cómo se comportó ella al despedirse?

Durante la etapa final de la cita existen muchas oportunidades y formas en que ella puede mostrarte su interés. Si notas alguna de las siguientes señales vas por buen camino:

  • Ella se esfuerza por decirte que la ha pasado muy bien.
  • Ella propone una nueva cita o comenta que quiere hacer alguna cosa. Ejemplo: Ver una película o ir a algún lugar.
  • Si la pasas a dejar a su casa y ella pierde el tiempo sin razón. Es decir, no entra a su casa inmediatamente.
  • Al despedirse ella intenta prolongar un poco más la cita.
  • Te pide que le avises que has llegado bien.

12. ¿Progresaste más de lo que esperabas?

Quizá tu cita fue demasiado bien y lograste besarla o quizá progresaste aún más. Claramente esta es una buena señal, pero si se trata de la primera cita también puede ser algo peligroso.

Si has progresado con tu cita de esta manera quiere decir que le gustas y es muy probable que a ella le importe mucho lo que pienses de ella.

Si progresaste demasiado es posible que ella tema que pienses que se comporta de esa manera siempre o que es una facilona. Para evitar este tipo de infortunio adelántate y dile algo como lo siguiente:

“¿Sabes? Creo que acabamos de vivir algo realmente especial, esto no pasa todos los días. Realmente he disfrutado mucho este tiempo contigo.”

Con esto disminuyes la responsabilidad que tiene ella sobre lo que pasó pues te expresas como si el culpable hubiera sido el destino.

Si no tomas medidas anticipadas con este punto, es posible que ella se arrepienta de lo que pasó y desaparezca.

Y a ti ¿Cómo te fue?

Ahora debe ser más fácil para ti saber qué tan interesada podría estar ella en una segunda cita. Si tienes algunas dudas sobre cómo te fue en tu cita, puedes preguntarnos en los comentarios.

¿Te gusta lo que ves?

Suscríbete y recibe contenido único que no encontrarás en esta web. ¡Es gratis!

Tu correo está a salvo. Nunca lo publicaremos, venderemos o cambiaremos.

About Author

Memo Cort es guitarrista y compositor en Alley. Como fundador de 2masculine cree firmemente que la desenvoltura social abre más puertas que cualquier otra habilidad.

Send this to a friend