Cómo planear la cita perfecta con la mujer que te gusta

Un error común en las citas

Admítelo, los hombres usualmente somos pésimos para las citas. Muchos tenemos esta mala costumbre de llevar una mujer que nos gusta al cine o a tomar un café para platicar con ella.

Otros se van al otro extremo y piensan que en la primera cita tienen que apantallar con lo que no tienen. Este tipo de hombres prefieren gastarse la quincena llevando a esa mujer especial a un restaurante caro y pretencioso y contar sus centavos el resto del mes, a llevarla a un café.

Entonces por un lado serás el típico hombre aburrido que hará el mismo plan que todos los pretendientes que ha tenido y por otro serás el hombre falso que trata demasiado de impresionarla.

Ya sea que seas el primero o el segundo, estás frito. Es por eso que hoy sabrás qué ingredientes debe de tener la cita perfecta para que quedes como todo un seductor.

Un seductor no es aburrido

Lo primero que debes de hacer, es saber qué le gusta hacer a esa mujer con la que saldrás. ¿Qué hace?: ¿Baila? ¿Canta? ¿Actúa? ¿Corre? ¿Lee mucho? ¿Le gustan los videojuegos? cada persona es un mundo.
Ahora que sabes cómo pasa el tiempo libre ella y aquellas cosas que le gustan te ha llegado el momento de pensar: ¿Qué pasatiempos tienes tú?

Digamos que eres un fanático de los deportes y ella es una aficionada de los museos. Una vez que sepas eso debes de juntar estas dos actividades y crear un plan divertido y auténtico de modo que ella sepa que la cita será distinta y los dos la disfrutarán.

Ejemplo: Puedes proponerle ir al parque a hacer algo de deporte y luego ir a una galería al aire libre. Obviamente cuéntale el plan de manera divertida diciéndole algo como:

“Muy bien, voy a necesitar que estés muy guapa y con ropa deportiva a las 10:00 am, lleva una botella de agua y también tus lentes por si estás ciega, porque luego nos iremos a una galería de arte y necesito una guía linda llamada (su nombre) especializada en museos que me ayude a entender las obras de la galería.”

El punto de la cita es que los dos se conozcan haciendo lo que más los apasiona porque eso hará que la atracción se dispare y puedan compartir lo que más les gusta hacer.

El propósito de la cita

Otro error muy común es pensar que toda la cita se trata de impresionarla. El verdadero propósito de una cita es conocerse de manera divertida y que la pasen bien.

Recuerda que la seducción no se trata de enamorar a una mujer pretendiendo ser alguien que no eres, sino de mostrarle tus pasiones y mostrarle tu mejor versión.

Recuerda: Ella no salió contigo para probar el mejor café del mundo, tampoco para que la impresiones llevándola a un lugar caro. Fue para conocerte a ti y saber quién eres.

Entonces, no te escondas. Muéstrale tus talentos y haz que ella te los muestre a ti, pero no de una forma presumida sino de una manera en que le hagas saber:

“Hey, éste soy yo y quiero compartirlo contigo”

Recomendado leer:

Ella lo va agradecer

Cuando la cita sucede en un lugar que a ella le gusta, se siente cómoda y esto hace que se abra más contigo. No importa si para ti es terreno desconocido su pasatiempo, lo importante es que ella sepa que eres una persona abierta a conocer cosas nuevas y que tienes ganas de conocerla a través de lo que ella le gusta hacer.

Es importante que esto lo digas de manera casual y dándole a entender que te interesa lo que ella hace independiente de que a ella le guste.

Dile algo como:

“Escogí este plan porque quiero aprender más de (lo que sea que sea su pasión) y sé que tú eres la indicada para explicarme. Soy una persona curiosa y quiero saber más”

Plática divertida e interesante mientras hacen lo que les gusta

Si fueras un hombre aburrido cualquiera, estarías en el cine o en el café tratando de hacer una plática muy típica usando preguntas como “¿Qué te gusta hacer?” “¿Tienes hermanos?” “¿En qué trabajas?” y esto es muy arriesgado. Si no lo haces de forma divertida y original caerás en el papel del policía.

Platica de manera original mientras te diviertes. Un juego muy entretenido es ganarse las respuestas.

Por ejemplo, digamos que ya estás en la cita y estás en el parque haciendo ejercicios de calentamiento. En ese caso, podrías aprovechar la situación y decirle:

“Sabes, tenía un mejor amigo en mi primaria con el que siempre salía a correr, éramos bien raros porque no nos gustaban los videojuegos, él era como mi hermano en ese entonces, nos la vivíamos afuera ¿tú tienes hermanos o hermanas?

Al final, si aplicas los consejos anteriores serás capaz de:

  • Diseñar una cita divertida adecuada para ti y para ella.
  • Te sentirás seguro de ti mismo pues estarás en tu territorio
  • Ella sabrá que eres una persona curiosa y estará encantada de enseñarte lo que le gusta.
  • Construirás más complicidad entre ambos al compartir sus intereses y enseñarse mutuamente.

La conversación fluirá más fácilmente de un punto a otro sin quedarte sin tema de conversación.

¿Te gusta lo que ves?

Suscríbete y recibe contenido único que no encontrarás en esta web. ¡Es gratis!

Tu correo está a salvo. Nunca lo publicaremos, venderemos o cambiaremos.

About Author

Alex es dating coach para hombres en Seduction Army y vlogger en Youtube. Le gusta el stand up comedy, los karaokes, la playa y aprender un poco de todo porque es curioso por naturaleza.

Send this to a friend