¿Los hombres debemos pagar siempre la cuenta?

¿Está bien dejar que ella pague alguna vez?

Tradicionalmente se espera que el hombre pague cuando llega la cuenta, sobre todo en las etapas tempranas de una relación. Pero los tiempos van cambiando y puedes sentirte tentado a romper con las tradiciones. No es por llevar la contraria pero existen muy buenos argumentos para considerarlo:

  • Ambos disfrutan, así que deberían compartir la cuenta
  • Si yo pague hoy, la próxima le toca a ella
  • Ella prefiere pagar para no sentirse comprometida ¿Qué tal si cree que le quieres cobrar el favor después?
  • Ella es independiente y no le gusta que crean que no puede con sus gastos

Pero por el otro lado si no te ofreces a pagar inmediatamente, ella podría pensar que eres grosero, codo y nada caballeroso. Seguramente no habría una segunda cita.

Así que para que no te hagas bolas con cuándo debes pagar, cuándo debería pagar ella o cuándo deberían compartir la cuenta, aquí te compartimos unos consejos:

1.   Situaciones en las que siempre debes pagar:

  • Primeras citas:

Sólo hay una oportunidad para una buena primera impresión, así que cuando llegue la cuenta toma la iniciativa y si no ves ningún impedimento por parte de ella (lo cual es lo más probable), adelante. Con esto te mostrarás como un hombre responsable, estable y caballeroso. Aunque claro, si lo que buscas es una manera garantizada de no llegar a la segunda cita, pídele que page. Si no quieres gastar mucho hay maneras de pasarla bien sin tener que herir tu bolsillo.

  • Si tú la invitaste:

Aquí no aplica el aprovechado “yo invito y tú pagas”. Lo lamento, pero es todo lo contrario. Si la invitas a salir asegúrate de contar con los fondos necesarios, no querrás pasar la vergüenza de darte cuenta que tu cartera está vacía al llegar la cuenta.

  • Para mostrarle tu aprecio / ocasiones especiales:

Si tu chica es muy inteligente y ha logrado un ascenso en el trabajo, es su cumpleaños o porque quisiste brindarle una agradable sorpresa, no dudes en pagar la cuenta, simplemente recíbela, sonríe y di: “Yo invito”. De lo contrario podrías arruinar un momento muy especial para ella.

2.   Situaciones en las que ella debería de pagar:

  • Si ella se ofrece a pagar:

Para algunos puede ser incómodo cuando una mujer se ofrece a pagar su parte de la cuenta. Te diré una cosa, este podría volverse un momento muy incómodo si tú no estás seguro sobre cómo reaccionar, así que si ella se ofrece déjala aportar, puede que esto la haga sentirse bien consigo misma. Pero cuidado, esto no es recomendable en la primera cita. No te confíes podría ser una prueba.

  • Si ella fue la que te invitó:

Lo esperado es que quien invite sea quien page. Así que es probable que ella esté preparada incluso para cubrir los costos de ambos lo cual es un buen gesto, pero no te confíes y ve preparado por si acaso. Además esta es una oportunidad que ella tiene para demostrar que no eres su pase de salida de la aburrición o un cupón válido por una comida gratis.

  • Si ella te está festejando a ti:

Este es un gran gesto por parte de ella, así que si tienes tus dudas acerca de dejarla cubrir los gastos, olvídalas. Deja que ella te consienta, te aseguro que estará más que contenta de hacerlo.

3.   Situaciones en las que podrían dividir la cuenta:

  • En una relación formal:

Si tú y tu pareja han formalizado su relación, no hay razón por la cual una sola persona deba cubrir todos los gastos. A estas alturas es clave que ambos se apoyen, sobre todo cuando las finanzas de uno se vean reflejadas en las finanzas de la pareja.

Cuidado: A pesar de que los tiempos han cambiado, las tradiciones siempre tendrán un peso importante. Incluso en algunos libros de autoayuda en relaciones para mujeres, se les recomienda nunca pagar las cuentas para mantener los roles masculino y femenino en sus respectivos lugares.

No sólo eso, hay mujeres que en verdad creen que el  hombre sin excusas siempre debe pagar. Me llamó la atención el comentario de una chica:

El hombre siempre tiene que pagar, en las citas, en el matrimonio, para el divorcio, después del divorcio por la pensión, las cuentas siempre te seguirán.

Un consejo práctico para disminuir el riesgo

Espera por la cuenta, déjala ahí por un momento y observa lo que ella hace. Si ella no dice nada, entonces no tiene intención de cooperar y deberás pagar. Si ella se ofrece a cooperar, puedes amablemente aceptar. No es necesario que le preguntes, ella sabrá qué hacer.

¿Quieres crear la cita perfecta?

Suscríbete y descubre qué decir, hacer y a dónde ir para seducirla. ¡Es gratis!
Tu correo está a salvo. Nunca lo publicaremos, venderemos o cambiaremos.

About Author

Memo Cort es guitarrista y compositor en Alley. Como fundador de 2masculine cree firmemente que la desenvoltura social abre más puertas que cualquier otra habilidad.

¿Quieres crear la cita perfecta?

Suscríbete y descubre qué decir, hacer y a dónde ir para seducirla. ¡Es gratis!
Tu correo está a salvo. Nunca lo publicaremos, venderemos o cambiaremos.
close-link

Send this to a friend