12 cosas tan comunes que desenamoran que tu novia podría estar haciendo

En ocasiones cuando salimos de una relación en la que estuvimos muy enamorados, nos cuesta trabajo explicar qué fue lo que pasó. Sobre todo si fuimos nosotros los que decidimos terminarla.

Puede darse el caso en el que no sabemos qué es lo que pasó que nos hizo perder el amor. Así que si aún no tienes claro lo que pudo haber pasado en tu caso, aquí hay unas posibles razones. Quien sabe, podrían ahorrarte tiempo en la próxima.

1.   Exceso de drama

A la mayoría de los hombres nos gusta llevar una relación en paz. Sin embargo, cuando estamos con una mujer dramática las cosas se complican. Podríamos no siempre estar de humor para discutir por qué no le hemos dejado de hablar a esa amiga, a quien ella le tiene los ojos puestos encima.

2.   Se vuelve tu segundo trabajo

Algunas chicas terminan convirtiéndose en novias extremadamente absorbentes. Seguro que a todos nos gusta pasar tiempo con ellas pero también necesitamos nuestros días de descanso, nuestras noches de “sólo hombres” para mantener las cosas en orden. En ocasiones cuando ella quiere que cada momento libre se lo dediquemos, la relación se puede convertir en algo así como un segundo trabajo, pero tedioso.

3.   Exceso de velocidad

Creo que a muchos hombres nos asusta el hecho de que nuestra chica quiera correr demasiado rápido en la relación. Primero podría querer que conozcamos a sus padres, de pronto llevarte a fiestas familiares, en menos de 15 días ya conoces a sus tíos y abuelos, y antes de que lo notes ya quiere mudarse contigo o está planeando la boda. ¡Oh vamos! ¿No podemos dedicarnos al momento y ver cómo se dan las cosas?

4.   Territoriales

En ocasiones conocemos a una chica que nos termina interesando, intercambiamos perfiles de Facebook y lo siguiente que pasa: la tienes bombardeando tu muro acerca de lo que han hecho juntos para que todo mundo lo vea. Pareciera que lo que quiere es mandar un mensaje a las que podrían ser su competencia: “alto malditas, este hombre es mío”. Definitivamente cuando apenas estamos conociendo a una chica esto es algo que asusta.

5.   El amor deja de ser ciego

¿Recuerdas cuando tu relación era pura miel y amor? Normalmente es al inicio y en ocasiones sólo un recuerdo. En etapas posteriores de la relación empezamos a tener desacuerdos y a ver los defectos. Nos damos cuenta que tal vez no somos tan compatibles.

6.   Es la más sexy… cuando se arregla

Lo más probable es que cuando conociste a tu chica, ella estaba vestida para ligar. Hay muchas mujeres que cuando quieren ligarse a alguien no salen de casa antes de sacarse todo el brillo posible. Pero hay muchas también que cuando ya tienen novio olvidan que cuando las conocimos estaban mostrándonos su mejor perfil. Si tu novia es de las que se transforman cuando no se arreglan esta puede ser una razón para desenamorarse. ¿A quién no le gusta que las mujeres se vean femeninas, lindas y sexys?

7.   Celos (de los enfermos)

Como ellas dicen, un poco de celos es algo bonito y sirve para saber que le importas a alguien. Sí, pero cuando llaman cada 15 min sólo para saber dónde estás, le hablan a tus amigos para saber si dices la verdad, no permiten que salgas con tus amigas (a quienes por cierto conocías antes de conocerla a ella) o procuran robar cada minuto libre que tienes de trabajo y verte en ese momento no porque tengan ganas de hacerlo, sino porque prefieren saber qué estás haciendo y con quién, entonces podríamos cansarnos rápidamente.

8.   La aventura se volvió seria

Las aventuras y el sexo casual se dan. Pero en algunas ocasiones nos dejamos llevar por el momento y formalizamos la relación. Definitivamente una relación fundada sólo en el físico no prosperará.

9.   Amenaza de banca rota

Si ella es la encargada de gastar tu dinero, es agobiante ver cómo gasta demasiado en cosas triviales y tiene las tarjetas de crédito al tope. Esto ocasiona problemas serios para cualquier pareja. Podría llegar a faltar dinero para la renta, pero eso sí, la decoración de la casa será ejemplar.

10.               No hay seguridad

Es probable que tú mueras por ella y por eso haces todo lo necesario para que funcione. Así que se vuelve costumbre pasar por etapas en las que estás bien con ella, luego ella se confunde sin saber si quiere estar contigo, así que pasan por un proceso diferente de separación y reconciliación. Sin embargo no somos tontos, tarde o temprano aprendemos que esto no nos conviene.

11.               Ella es coqueta

Lo que realmente quise decir es que ella es infiel. No hay mucho que decir aquí, simplemente si nos lastiman o nos traicionan lo más probable es que perdamos el amor por esa persona.

12.               A ella le da igual

Definitivamente queremos mucho a nuestras novias, pero cuando no nos sentimos correspondidos (a ella le da igual verte o buscarte), no nos dan nuestro lugar (no te presentan a sus amigos o no te presentan como su novio) o simplemente no parecen estar dispuestas a invertir el esfuerzo que tu inviertes, el amor irá desapareciendo poco a poco.

Es probable que ella disfrute  hacerse la difícil cuando apenas se están conociendo, pero ya estando en una relación también nosotros merecemos interés.

 

Y a ti, ¿Qué te desenamora de ellas? Puede que algunas no se den cuenta de qué hacen mal de modo que compartirles este post les podría dar nuevas perspectivas o también, podrías ayudar a un amigo a confirmar lo que ya sospechaba (tal vez es hora de terminar con la relación).

¿Te gusta lo que ves?

Suscríbete y recibe contenido único que no encontrarás en esta web. ¡Es gratis!

Tu correo está a salvo. Nunca lo publicaremos, venderemos o cambiaremos.

About Author

Memo Cort es guitarrista y compositor en Alley. Como fundador de 2masculine cree firmemente que la desenvoltura social abre más puertas que cualquier otra habilidad.

  • Fabio Suarez

    Muy buen post! me identifico con un par de puntos :/

    • Hola Fabio, gracias por comentar. Sí, en ocasiones lo hacen sin querer y platicarlo con calma y en un momento de paz puede ayudar. Y en otras ocasiones, podría estarlo haciendo para mentener cierto control en la relación.

Send this to a friend