Cómo hablar con una empleada en una cafetería

Supongamos que como yo, tienes una discreta adicción al café helado y acudes a tu cafetería preferida para refrescarte un poco. Miras el menú y decides qué es lo que pedirás. Te acercas a la caja y ¡PUM! la encargada de la cafetería resulta ser muy atractiva a tu vista así que tienes que reaccionar rápido porque quizá no estabas planeando socializar en ese preciso momento, así que ¿Cómo ligar con la barista de la cafetería?

Importante: Este artículo es parte de una guía sobre Cómo conocer mujeres en una cafetería en el que tocamos los fundamentos generales para hablarle a una mujer y te damos ideas sobre cómo iniciar una conversación en cada escenario posible. Para leer la guía completa da clic aquí.

Primero: No confundas sus señales

Ante todo, nunca olvides que ella se encuentra en su trabajo y esto significa varias cosas, pero las dos más importantes que no debes olvidar son las siguientes:

  1. Ella tiene que ser amable: Si ella te recibe con un tono agradable de voz y una sonrisa, no quiere decir que ella esté coqueteando contigo. Ser amable es parte de su trabajo, así que no hay razón para que tomes estos comportamientos como indicadores de interés por su parte. Lo que esto quiere decir, es que deberás ir calibrando tus avances con sus reacciones. Es decir, no te lances por el premio sólo porque ella te ha sonreído. Intenta ir poco a poco explorando el terreno.
  2. La pueden estar observando: Supongamos que has jugado correctamente tus cartas y a ella le gustaría seguir hablando contigo en otra ocasión. No olvides que su jefe o compañeros podrían estar observando y “Coquetear con los clientes” podría estar prohibido para ella. Con esto quiero decir que debes estar preparado con alguna estrategia por si notas que ella quiere seguir hablando contigo pero se nota incómoda con la situación. Por ejemplo:

“Pareces una mujer interesante y creo que podríamos tener intensos y controversiales debates. Mira, yo sé que estás trabajando y quizá podrían regañarte así que te dejaré mi número aquí y escríbeme.”

Segundo: Pule un poco tu actitud

Por otro lado, hay hombres que se aprovechan de la situación. Saben que para ella sería difícil rechazarlos así que pueden presionarla e intimidarla creyendo que así resultará atractivos. Esto sólo es grosero.

Además de esto, cuando decidas jugar tus cartas debes mantenerte relajado. En general, quieres dar la impresión de que socializar es algo muy natural para ti, algo que haces todos los días. Piensa que en realidad le estás alegrando el día a una linda chica mostrando un poco de interés por ella.

Sin embargo, debes evitar ser muy directo demasiado pronto. Iniciar la interacción con algo como:

“Oye eres muy linda ¿Cómo te llamas?”

Podría ser demasiado atrevido para esta situación, sobre todo si cerca se encuentran más empleados de la cafetería, así que es mejor ir un poco más lento. Recuerda que al intentar ligarla en su trabajo podrías exhibirla frente a sus colegas y hacerla sentir incómoda.

En este caso puede ser positivo iniciar la interacción sin que ella sienta que la estás ligando. Esto puede bajar sus defensas. Además, lograr una conversación casual con ella no debería ser difícil ya que ella debe ser amable ¿Recuerdas?

Evita frases ridículas

Normalmente en esta situación te irá mejor si evitas ser demasiado directo demasiado pronto. Sobre todo si no tienes una clara idea de que a ella le estés gustando o no. Recuerda, no nos podemos confiar de su amabilidad. Así que evita frases como la siguiente que podrían de hecho hacerla sentir muy incómoda:

ÉL: “¿Me das un café americano por favor? Pero muy, muy, muuuy caliente.”

ELLA: “Aquí tienes ¿Así está bien?”

ÉL: “Oh sí. Está muy caliente, pero tú lo eres aún más.”

Facilítate el trabajo a ti mismo

Busca contacto visual desde el inicio: Ella te está atendiendo y estará atenta a lo que haces. Si evitas o no logras hacer contacto visual, tú mismo estás mandando señales de que no quieres interactuar con ella. Estás levantando un muro que después tendrás que escalar.

Si logras contacto visual desde que entras a la cafetería, ella podría sonreír o hacer un comentario. Mientras el contacto visual no hará todo el trabajo, sí lo facilitará mucho.

No te presiones demasiado: No hay razón para sentirte presionado y sentir que tienes que lograr besar a esa chica en ese preciso momento.

Si sueles frecuentar esta cafetería puedes dejar las cosas inconclusas. Puedes simplemente dedicarte a tener una plática casual con ella y volver al día siguiente. Todo será más fácil entonces, pues ella ya te conoce un poco más.

Cómo iniciar una conversación con la empleada de la cafetería

Supongamos que has hecho tu pedido y estás a punto de pagar. Posteriormente ella procedería a servir tu pedido. Estas son algunas opciones que puedes utilizar para construir una conversación con ella:

Observa un poco su atuendo y accesorios:

  • “Tu tatuaje tiene mucho estilo ¿Cómo decidiste hacértelo?”
  • “Me encanta tu cabello ¿Cuánto tiempo te lleva arreglarlo?”
  • “Ese es un collar muy interesante ¿Dónde lo compraste / Cuál es su historia?”

Sé curioso

  • “¿A qué hora entras a trabajar?” (Las cafeterías suelen abrir muy temprano y su hora para levantarse podría ser legendaria).
  • “¿Qué es lo que más suelen pedirte?”
  • “¿Sabes cuál es esa canción?”

En este punto, el simple hecho de conversar un poco más ayudará a romper el hielo y te dará la oportunidad de mostrar tu personalidad y de ver si son compatibles.

Comentarios al aire

A veces ella puede sentirse atraída físicamente y esto la haría más receptiva y más dispuesta a cooperar contigo, así que puedes hacer ciertos comentarios al aire con la intención de darle una oportunidad de que sea ella quien entable una conversación contigo. Muchas veces no se necesita ser demasiado creativo, aquí unas ideas:

  • “No puedo creer que frío/calor está haciendo.”
  • “Que buena canción.”

El punto es arrojar un comentario al aire sobre el cual ella pueda opinar.

Interésate en ella y crea una conexión

Finalmente, tienes que encontrar la manera de que la conversación tenga un tinte más personal. Para esto, aquí tienes unas ideas:

  • ¿Y a qué te dedicas, te apasiona el café?”: Lo más probable es que ese sólo sea un trabajo temporal, así que trata de averiguar qué es lo que ella realmente quiere.
  • ¿Qué harías si fueras la dueña de este lugar?”: Es decir, interésate en saber si con un ingreso estable y bueno ella preferiría viajar, crecer su negocio o incluso seguir trabajando en él.
  • “¿Algún amargado hoy al que hayas tenido que ponerle una carga extra de azúcar?”: A veces incluso algo tan fácil como preguntar qué tal ha ido su día puede llevarte muy lejos.

No te olvides de conseguir su número

En este punto debe ser más fácil que puedas preguntarle su nombre, presentarte y decirle que ha sido muy agradable y deberían seguir con la conversación en otra ocasión, así que no dudes en pedirle su número.

Si ves que ella se muestra un poco dudosa, tú puedes darle tu número. Puede que ella no tenga permitido ligar con los clientes.

Si quieres más información acerca de cómo pedirle su número da clic aquí.

¿Qué sigue?

Estos “comodines” te servirán para no volver a dejar pasar una oportunidad. Ahora te recomiendo terminar de leer esta guía para que estés preparado para cualquier escenario posible que pudieras encontrarte. Para seguir leyendo da clic aquí.

Regresar a la Guía 3. Hablar con la chica que está esperando

¿Te gusta lo que ves?

Suscríbete y recibe contenido único que no encontrarás en esta web. ¡Es gratis!

Tu correo está a salvo. Nunca lo publicaremos, venderemos o cambiaremos.

About Author

Memo Cort es guitarrista y compositor en Alley. Como fundador de 2masculine cree firmemente que la desenvoltura social abre más puertas que cualquier otra habilidad.

Send this to friend