¿Qué hacer si la abordas y ella no contesta?

Supongamos que vas por la calle y encuentras a una chica leyendo. Te acercas, les dices “Hola” y ella simplemente no reacciona de ninguna manera. Hace como que no existes y sigue leyendo. Crees que quizá ella no te escuchó así que lo intentas de nuevo pero ni siquiera voltea a verte así que insistes sin respuesta hasta avergonzarte, aburrirte e irte o te enojas y tratas de darle un sermón de educación.

Este post abordará esta situación y te enseñará las opciones que tienes para evitar ser rechazado sintiéndote incluso avergonzado, evitar que ella se sienta acosada y tratar de convertir todo lo negativo en positivo para aumentar tus oportunidades de entablar una conversación con ella. Así que comencemos con lo básico:

El escudo de indiferencia

Estoy hablando del escudo de indiferencia que muchas mujeres utilizan cuando simplemente quieren estar solas y entablar una conversación con un desconocido las incomoda o simplemente les da pereza.

Cómo lo hacen: Imagina que ves a una chica que te gusta, piensas qué decir, te acercas y le dices lo más adecuado que se te ocurrió. En seguida te das cuenta que ella no tiene la más mínima intención de responderte y eso te lo demuestra de diferentes maneras:

  • No se quita los audífonos.
  • Sigue leyendo su libro.
  • Clava la vista en su celular.
  • Voltea a ver al lado contrario y evita voltear hacia ti.
  • Simplemente se congela como estatua y fija la vista hacia el horizonte.
  • Baja la mirada y te ignora.

En resumen ella hace como que ni siquiera estas ahí con el objetivo de que te frustres y te vayas. No se toma la molestia de contestarte ni de mirarte.

¿Por qué una mujer te ignoraría del tal forma?

Existen muchas causas por las cuales una mujer podría sentirse con muy pocas ganas de socializar pero en general caerán en alguna de estas tres principales:

  • No tiene ánimos de conocer a nadie: Tal vez esto no tenga nada que ver contigo así que no debes tomarlo personal. Quizá ella simplemente disfruta de su tiempo a solas y no quiere que la interrumpas. Sin embargo, si tienes algo de suerte y haces las cosas bien podrías hacerla cambiar de parecer.
  • Ella tiene un ánimo negativo: Esto significa que ella podría estar triste o muy molesta por algo que pasa en su vida. Dependiendo de la situación en particular podrías llegar o no a hacerla cambiar de parecer pero eso depende más de ella que de ti, de modo que tampoco debe tomarse de manera personal.
  • Ella no quiere que tú le hables: La mayoría de las veces esta no será la razón de su indiferencia, sin embargo existe la posibilidad de que le hayas dado un mal aspecto.

Precaución: Es muy importante que quede muy claro que cuando una chica te responde de esta manera estás tratando con una situación complicada y poco favorable. En la mayoría de las ocasiones yo recomendaría tomar la salida fácil sobre la cual te escribo más adelante. Por otro lado, si en realidad quieres intentarlo te dejo también con algunos ejemplos de cómo hacerlo pero debes estar muy consciente de que las posibilidades de fracaso son altas y si no sabes cuándo parar podrías llegar a ser molesto para ella así que debes de tratar de ser sensible a su reacción e interpretarla de manera correcta.

Lo que no debes hacer si una mujer no te responde

Como posiblemente ya sabes el objetivo que persigue una mujer al no reaccionar de ninguna manera al ser abordada por ti es que te desanimes y la dejes sola, simplemente no planea contestarte. Entiendo que pienses que esta es una manera grosera y estoy de acuerdo contigo ya que siempre existe la opción de decir cordialmente:

“Lo siento, no estoy interesada.” O “Lo siento, quiero estar sola.”

Objetivo: Sin embargo, estas cosas pasan y no recomiendo que intentes educar a la chica a tu parecer pero tampoco es necesario caer en su trampa haciendo el ridículo. Por otro lado habrá chicas que realmente te gusten y las cosas podrían llegar a salir bien. El objetivo de este artículo es prepararte para cualquiera de estos escenarios.

Si no sabes manejar este tipo de situación puedes acentuar el rechazo y sin darte cuenta puedes verte insistente hablándole a una mujer que no te contesta hasta sentir la necesidad de renunciar a todo intento por conocerla y retirarte avergonzando sobre todo si hay público.

Para evitar lidiar de la manera incorrecta con esta situación trata de no decir lo siguiente o cualquier cosa que se le parezca:

  • Oye ¿Por qué me ignoras?
  • Yo no te he hecho nada ¿Por qué me tratas así?
  • ¿Qué pasa?
  • ¿Por qué no me contestas?
  • ¿No te enseñaron a responder cuando alguien te habla?

Cuando recurres a este tipo de preguntas o argumentos sólo lograrás una de dos cosas:

  1. Que ella responda enojada y te ordene que te vayas.
  2. Ella te sigue ignorando y tú terminas hablando solo.

La salida fácil y honorable

De manera implícita el simple hecho de lidiar con el escudo de indiferencia exige cierto nivel de experiencia ya que no se trata de un escenario fácil y deberás dominar rápidamente tus emociones.

Los ejemplos anteriores son muestra de los peores escenarios posibles lo cual queremos evitar a toda costa ya que te llevas un rechazo e incluso te sientes mal contigo mismo así que aquí te presento la opción que no requiere que tomes ningún riesgo, es muy madura e incluso a pesar de estar renunciando a ella te ofrece una posibilidad de éxito.

Ejemplo:

Él: “Hola ¿Te importa si me siento aquí?”

Ella: (Te ignora por completo)

Él: “Oh ya veo. Supongo que estás teniendo un mal día. Espero mejoren las cosas. Cuídate.”

Aun cuando ella te ha ignorado por completo no has hecho ningún ridículo ya que no has estado intentando desesperadamente entablar una conversación con una chica que está ahí postrada como estatua.

Beneficio 1: Si alguna vez una chica ha utilizado el escudo de indiferencia contigo y no lo manejaste de manera adecuada posiblemente te hayas sentido muy mal y esta experiencia te generó cierta inseguridad al abordar a una desconocida. De esta manera siempre tendrás una salida fácil que evitará que te veas afectado por una mala experiencia de modo que podrás seguir abordando mujeres como si nada.

Beneficio 2: Quizá ella en realidad no tenía la intención de ser grosera y al no mostrarte insistente ni imprudente ella podría decidir disculparse e iniciar una conversación.

¿Cómo romper el escudo de indiferencia?

Tal vez la salida fácil y honorable no es lo tuyo. Tal vez en realidad quieres agotar todas las posibilidades disponibles. Para ti quizá se trate de un “todo o nada”.

Lo que tenemos que tomar en cuenta en este caso:

  • Las posibilidades de éxito son reducidas.
  • El riesgo es alto.
  • Evitar caer en acoso. Está bien insistir un poco pero evita forzar las cosas.
  • Tu actitud es súper importante.
  • No te obsesiones con esa chica. Hay muchas más.
  • Si ella te interrumpe antes de terminar, abandona.

Una vez aclarados estos puntos te dejo estos 2 ejemplos que puedes utilizar para romper su escudo:

Ejemplo A:

Él: “Hola ¿Te importa si me siento aquí?”

Ella: (Te ignora por completo)

Él: “Ah ya veo. Es uno de esos días. Déjame adivinar ¿Tu novio… problemas en el trabajo… discusión con tus padres?”

En este punto ella podría sentirse un poco más en confianza y podría voltear a verte y contestarte:

El trabajo”( o algo así).

Si ella decide seguir ignorándote no insistas, vale más la pena utilizar tu tiempo en algo más productivo y agradable. Simplemente dile:

Entiendo, ten un buen día.”

Ejemplo B:

Él: “Hola ¿Te importa si me siento aquí?”

Ella: (Te ignora por completo)

Él: “Ah ya veo, eres una mujer ruda. Te propongo algo, te contaré un chiste pero está prohibido reírse. Si te ríes, pierdes.” (En este punto habrás establecido intriga y puedes estar seguro de que a pesar que ella siga ignorándote, en realidad ya te está prestando atención. Así que cuenta algún chiste simpático que creas que podría hacer reír a una mujer. Incluso un chiste malo podría funcionar).

Ella: (Te mira y deja escapar una pequeña sonrisa) jajaja.”

Después de esto intenta contestar con algo simpático para suavizar aún más la situación. Aquí algunas ideas:

  • Sabía que no eras tan ruda como parecías”.
  • Ya ves, tu día no es tan malo después de todo”.
  • “Sabía que no podía caber tanta maldad en un cuerpo tan pequeño”.
  • “Al final el bien siempre vence al mal”.
  • “Creo que tenemos que trabajar en tu fuerza de voluntad”.

Conclusión

Una de las razones por las cuales muchos hombres no se atreven a hablarle a la mujer que les gusta es “¿Qué pasa si le hablo y ella simplemente me ignora?”. Aunque ciertamente este no es el escenario más común es completamente cierto que puede llegar a pasar de vez en cuando.

Nuestros temores vienen de nuestra falta de conocimiento o de confianza sobre cómo manejar los escenarios indeseados. Ahora sabes cómo manejar a una mujer que decide ignorarte. El éxito no es garantizado pero no hay razón para no hacerlo ni de ser avergonzado.

¿Quieres conocer más mujeres de forma continua?

Suscríbete y descubre cómo abordar e iniciar una conversación con una mujer desconocida ¡Es gratis!
Tu correo está a salvo. Nunca lo publicaremos, venderemos o cambiaremos.

About Author

Memo Cort es guitarrista y compositor en Alley. Como fundador de 2masculine cree firmemente que la desenvoltura social abre más puertas que cualquier otra habilidad.

¿Quieres conocer más mujeres de forma continua?

Suscríbete y descubre cómo abordar e iniciar una conversación con una mujer desconocida ¡Es gratis!
Tu correo está a salvo. Nunca lo publicaremos, venderemos o cambiaremos.
close-link

Send this to a friend