Cómo lograr que ella quiera ligarte: Romántico vs. Desesperado

2

Abordar a una mujer en la calle y decirle que es muy guapa es algo fácil una vez que logras perder el miedo. Lograr que ella se interese en ti y se esfuerce por agradarte es otra historia, sobre todo si ella está acostumbrada a que la aborden. Si no logras que ella invierta, es posible que termines siendo la única persona que se esfuerza por mantener la conversación y sin querer, te encuentras haciendo pregunta tras pregunta mientras ella va perdiendo rápidamente el interés.

Así que ¿Qué hacer para lograr que ella se comprometa más con la conversación y que sea ella quien brinde esos momentos especiales durante la interacción? Eso es lo que veremos en este artículo, pero primero veremos la forma incorrecta de hacerlo.

Intentarlo demasiado: ¿Romántico o desesperado?

Desafortunadamente la mayoría de las personas somos víctimas de Hollywood. Nos venden la idea de un tipo súper exitoso, súper guapo y con una súper personalidad que se arrastra para poder conquistar a la chica rara de la película o en ocasiones, la menos agraciada.

El efecto que esto tiene en las mujeres es que ellas suelen percibir este tipo de comportamiento como “Romántico”. Basta con observar cómo suspiran cuando ven al galán de la película arrastrarse por conquistar a la chica afortunada. Sin embargo, si lo piensas un poco, un hombre con tanto éxito raramente insistirá demasiado para ligar con una mujer y esto es, porque seguramente tiene más opciones.

La triste realidad suele golpearnos cuando intentamos emular esos comportamientos “Románticos” de las películas sin todo ese éxito de respaldo.  Si lo has intentado anteriormente, probablemente te hayas dado cuenta que a pesar de que tu guión podría ser salido de película, ella pasa de verte como un candidato “romántico” a un hombre desesperado y rarito.

¿Así que cómo tener una mejor idea de qué es intentarlo demasiado?

Lo que ella acostumbra contra lo que tú acostumbras

Esforzarte demasiado por llamar la atención de una mujer puede ser contraproducente. Ella puede sentir que eres un hombre desesperado y a pesar de que te estás esforzando más, ella puede ir perdiendo poco a poco el interés en ti. Sin embargo, ¿Cuánto es esforzarse demasiado?

Depende de dos cosas:

  1. Tu perspectiva: Aquí intervienen dos factores importantes. El grado de esfuerzo real y el grado de esfuerzo percibido. Si no sueles conocer mujeres con frecuencia, es muy probable que cuando lo hagas sientas que te estás esforzando demasiado pues este esfuerzo te significa salir de tu zona de confort. Por otro lado, el esfuerzo percibido se refiere a cómo haces ver lo que haces. Esto se relaciona directamente con tu grado de habilidad para hacer estas cosas. Se compara con un artista o deportista que hace que las cosas difíciles luzcan fáciles.
  2. La perspectiva de ella: De igual manera, la perspectiva de ella se ve afectada por dos factores. El primero de ellos, es su experiencia. Es decir, cuánto suelen esforzarse los hombres que quieren ligar con ella en comparación de lo que tú haces. Y segundo, a pesar de su experiencia, la forma en que haces las cosas también logrará que ella te perciba de una manera u otra. Es decir, si haces que todo sea natural, puedes hacer cosas más elaboradas sin ser percibido como un hombre desesperado.

En resumen, ser percibido como un hombre desesperado o un galán depende de tu habilidad de hacer que las cosas que hagas, sin importar lo extraordinario que sean, sean percibidas de una forma natural o como por casualidad del destino.

Cuando no lo intentas lo suficiente

Si lo piensas un poco, una mujer muy hermosa seguro se sabe de memoria las frases más comunes que los hombres solemos utilizar, así que si te quedas en este nivel o no haces algo diferente, lo más probable es que ella sienta que no te estás esforzando lo suficiente. Le demostrarás que eres igual a los demás que han tratado de ligarla antes.

Cuando lo intentas demasiado

Sin embargo, tratar desesperadamente de despertar su interés no es la forma correcta de hacer las cosas. Para lograr que ella se interese en ti y sea ella la que trate de agradarte necesitas una estrategia.

Cómo lograr que ella invierta en la interacción

La siguiente es solo una técnica de las muchas que podrían existir para mejorar tus interacciones. Bien aplicada, esta estrategia podría:

  • Lograr que ella invierta más en la conversación. Es decir, que hable más.
  • Lograr que ella se interese en ti
  • Lograr que ella intente mostrarse como una buena candidata

Y no, la técnica no consiste en intentar desesperadamente evitar que la conversación termine. En lugar de eso, consiste en esperar que sea ella quien alimente la conversación. ¿Cómo?

Debes hacer una pregunta o exigencia con seguridad. Pero el truco está en hacerlo de modo que ella tenga que contestar o de lo contrario ella podría sentirse desaprobada.

Para que esto se entienda mejor pon atención al siguiente ejemplo:

TÚ: “Hola, lo que pasa es que te vi por allá y me he acercado sólo para decirte que eres muy linda”

ELLA: “Ay, eres muy lindo. Muchas gracias.”

TÚ: “Bueno, pues cuéntame algo interesante sobre ti.”

El truco y el secreto para que esto funcione dependen de dos cosas:

  1. La actitud con la que lo dices
  2. El tipo de pregunta o exigencia que haces

Como bonus, también podrías decirle algo así:

“Bueno, pues cuéntame qué es lo que te hace especial o diferente a otras mujeres.”

La actitud con la que lo dices

Para que esto funcione, tu actitud debe cumplir con algunos puntos. Cuando lo hagas, intenta que tu actitud pueda cumplir satisfactoriamente con lo siguiente:

  • Debes lucir y escucharte extremadamente seguro y relajado.
  • Ella debe percibir que realmente quieres saber aquello que es interesante de ella.
  • Debes proyectar una pizca de decepción si ella parece no tener respuesta.
  • Debes decirlo con autoridad,
  • Pero a la vez, debes ser muy amigable. Por ejemplo, sonríe.

El tipo de pregunta o exigencia que haces

El truco está en lo que decides decir. Por ejemplo, si decides preguntarle:

“¿Qué te gusta hacer?”

Es muy fácil para ella decidir no contestar. Por otro lado, quizá conteste pero no se esfuerce por darte una respuesta buena. Sin embargo, al exigir que te diga algo interesante sobre ella, ella tiene más razones para contestarte y aquí pueden pasar tres cosas distintas:

  1. Ella se siente forzada a contestar: Porque de lo contrario estaría dando una señal de forma indirecta que diría que ella en realidad no tiene nada interesante en su vida.
  2. Ella se esfuerza por contestar: Y al hacerlo, de manera inconsciente ella está tratando de agradarte. Está intentando convencerte de que su vida es interesante.
  3. Ella decide no contestar: Ella puede negarse a participar. La ventaja de esto es que tendrías una clara señal de un nivel de interés extremadamente bajo motivo por el cual, podría no valer la pena seguir intentando.

Ayúdanos

Ahora que sabes cómo hacer que ella invierta más en la conversación, escribe en los comentarios qué otras preguntas o exigencias utilizas para lograr que ella participe más. Al final, haremos un artículo donde podamos agrupar todas estas frases y preguntas.

¿Te gusta lo que ves?

Suscríbete y recibe contenido único que no encontrarás en esta web. ¡Es gratis!

Tu correo está a salvo. Nunca lo publicaremos, venderemos o cambiaremos.


About Author

Memo Cort es un músico e ingeniero apasionado por alcanzar sus metas y los retos de 30 días. Como fundador de 2masculine cree firmemente que la desenvoltura social abre más puertas que cualquier otra habilidad.

  • Jeffrey Olmo

    Interesante pero también hay ocasiones en donde ella responde con un “Ah ok, gracias”, seguido de una sonrisa algo forzada. Esto creo que a cualquiera provocaría un corte a la fuerza que te motivo a conocerla.

    • Hola Jeffrey, te seré honesto: hay ocasiones en las que definitivamente no hay nada que hacer, ella simplemente seguirá caminando y está en su derecho. No sabemos si ha tenido un mal día o realmente tiene prisa pero son gajes del oficio.
      Por otro lado, hay otras ocasiones en las que ella podría lucir algo “cerrada” al inicio pero aún puedes convertir esa mala interacción en una buena… a veces basta con te muestres un poco insistente para seguir con la interacción…
      Por ejemplo, si ella te dice “ah ok gracias” podrías decirle algo como “Espera, dame 30 segundos… si quieres cuéntalos” … esto podría darte una oportunidad..
      De hecho esto lo explico más a fondo en este artículo que te recomiendo mucho–> http://2masculine.com/sexo-amor/frases-ligar/abordar-tengo-prisa/

¿Y si nos sigues?
Cosas buenas le pasan a los que nos siguen

Send this to friend