Cómo lidiar con los rechazos en la seducción y en la vida

¿Cómo deberías comportarte o qué debes hacer cuando te rechazan? Bien, imagina que eres padre de una pequeña niña de 3 años, ella es adorable, tierna y hermosa. Inscribes a tu hija a karate, pues no quieres que nadie le haga daño. Ella asiste a sus lecciones pero tiene un mal día, las técnicas le resultan demasiado difíciles así que ella acude a ti y te dice:

“Papá, vámonos. Es muy difícil, no puedo hacerlo.”

Ahora, te tengo una sorpresa: Esa pequeña niña eres tú. La pequeña niña representa a tu mente. Así que ¿Qué harías?

Si te imaginas a ti mismo (o quizá lo eres) como un padre orgulloso y amoroso que daría todo por su pequeña hija, entonces es muy probable que pienses que es muy importante lo que le digas en este momento a esa pequeña mujer.

En términos generales querrás cumplir con dos cosas al seleccionar tus palabras:

  1. Que ella se sienta bien: Nadie quiere sufrir ni que sus seres queridos sufran, así que quieres reconfortarla y que olvide ese mal momento que está pasando.
  2. Que no abandone: Cada quien tiene responsabilidades y metas personales. Es nuestra misión volvernos la persona que queremos ser y para ello tenemos que trabajar duro.

Cómo NO reaccionar ante un rechazo

Sin duda, lo más fácil sería concentrarnos en solucionar sólo uno de los dos puntos anteriores pero veamos el peligro de esto:

1.      Que ella se sienta bien

Sería muy fácil simplemente decirle:

“¿No te gusta esto? Vámonos de aquí y vamos por un helado”.

¿Cuál es el problema de esto? Abandonar no es la respuesta. Te contaré una pequeña experiencia:

Hace unos años experimenté un profundo interés por las artes marciales mixtas así que decidí inscribirme a una escuela de “vale todo”. El problema fue que las primeras clases fueron una especie de filtro para averiguar a quien realmente le gustaba la sangre y recibir golpes. El primer ejercicio (en el segundo día de clase) consistía en estar tirado en el suelo boca arriba mientras otra persona entraba en tu guarda (sobre ti) y soportar sus puñetazos durante un minuto. Lo único que podías hacer era usar tus manos para intentar bloquear.

Unas clases más tarde comencé a experimentar moretones y lesiones gracias a la brutalidad de los entrenamientos, brutalidad que se acentuaba aún más cuando considerabas que era mi primera semana de clases.

Así que ¿qué hice? Tomé una decisión fácil, pero cobarde. Simplemente opté por decirle a mi pequeña niña “Vámonos de aquí y vamos por un helado.”

La consecuencia: No solo renuncié a algo que quería, también le sumé un fracaso a mi vida. Te explico:

  • Renuncié a algo que quería: Aprender artes marciales es un deseo que tengo (está en mi lista de cosas que hacer antes de morir) y al abandonar me estaba privando del placer de lograr ese deseo. Me estaba prohibiendo a mí mismo vivir la vida que quería.
  • Le sumé un fracaso a mi vida: Tiempo después tuve un encuentro agresivo con una persona en la calle y lejos de sentirme seguro de mí mismo por haber entrenado, me sentí fatal, me sentí inseguro e incapaz porque lo único que aprendí de artes marciales es que era más difícil de lo que pensaba. No me di tiempo para dominarlo, sólo me di tiempo para darme cuenta que apestaba pero en realidad no era así, sólo era un principiante.

2.      Que no abandone

Por otro lado, podríamos abordar con disciplina militar la situación y negarnos rotundamente a abandonar.

Si le dices a una niña de 3 años que está prohibido renunciar y que debe regresar ahí le guste o no, le resultará casi imposible disfrutarlo y para ella será cada vez más difícil superar sus obstáculos.

En mi ejemplo anterior, el negarme a abandonar habría sido riesgoso, ya que estaba expuesto a lesiones con cada día de entrenamiento. El método de enseñanza no era muy inteligente y finalmente, el gimnasio se quedó sin alumnos y cerró.

Cómo reaccionar ante un rechazo

Ahora veamos una mejor manera de gestionar el rechazo combinando ambas intenciones: sentirnos bien y no abandonar.

1.      ¿Cómo afrontar un rechazo y sentirte bien?

Primero que nada, hay que aceptar que no somos perfectos. Para cualquier cosa en el mundo existe una curva de aprendizaje, así que debemos estar conscientes de que habrán fracasos y darnos el permiso de arruinar las cosas de vez en cuando.

Este es un diálogo interno que debes tener contigo. Recuerda a la pequeña niña de tres años, si quisieras hacerla sentir bien pero al mismo tiempo hacerle saber que ella regresará ahí para hacer las cosas mejor, le dirías algo así:

“Tranquila, es tu primer día, es normal que las cosas no te salgan bien pero si en verdad quieres esto encontrarás la manera de superar los obstáculos y llegarás a ser una experta.”

Aquí es donde la seguridad te ayudará. Si sientes que este es un punto débil para ti, lee cómo tener confianza en ti mismo, seguro que te inspirarás.

2.      ¿Cómo afrontar un rechazo sin querer renunciar?

Sin embargo, el juego interno no lo es todo. Cualquier persona que experimente fracaso tras fracaso llegará a perder la confianza en sí mismo, así que ¿qué se puede hacer?

Te ayudas a ti mismo.

El paso 1 te ha ayudado a convencerte de que no eres un tonto, sólo eres inexperto y te ha convencido de que debes regalarte tiempo y practica para dominar cualquier cosa. Sin embargo, existe otro elemento igual de importante:

  • EL MÉTODO: Esto quiere decir que tienes que tener conciencia de tus actos. Si algo te ha salido mal la primera vez debes de ser lo suficientemente observador para identificar el “por qué” de tu error. También quiere decir que debes evaluar tus esfuerzos y compararlos con tus avances, quizá existe una estrategia más efectiva, y finalmente, quiere decir que debes ponerte metas razonables que puedas cumplir. Debes ser estratégico para ser capaz de mantenerte a ti mismo motivado.

¿Cómo apliqué esto a las artes marciales?

En algún momento decidí que no podía seguir cargando ese miedo y recordé que ese era un miedo que no siempre tuve, me lo fabriqué yo mismo. Así que lo que hice fue lo siguiente:

  1. Sentirme bien: Me convencí de que tener miedo era normal y eso no quería decir que había algo malo en mi o que fuera un fracasado. Me convencí de que yo era capaz de superarlo y gracias a esto tomé la decisión de inscribirme a Hapkido donde también entrenamos Kick Boxing. El hacerme sentir bien a mí mismo, me llevó a la decisión de volver a intentarlo.
  2. El método: Identifiqué que el método anterior no era el adecuado para mí, pues descubrí que había que dedicar tiempo a desarrollar la técnica antes de pelear, así que esta vez dedique especial atención a encontrar un mejor método.

El resultado: Me he desecho del miedo que me fabriqué con anterioridad, actualmente sigo entrenando. Nuevamente dominar un arte marcial es un elemento en mi lista de “Cosas que hacer antes de morir” que puedo llegar a tachar como “realizada”, me acerco más a la vida que quiero vivir y he superado un fracaso.

¿Qué hacer si una mujer te rechaza?

Si todo lo anterior ha quedado claro podrías contestar tú mismo esta pregunta. Pero por si acaso, lo explicaré rápidamente:

  1. Sentirte bien: Primero que nada, debes convencerte que no hay nada de malo contigo. Debes ser humilde para reconocer que pudiste cometer un error y debes ser lo suficientemente sabio para darte cuenta que quizá aún hay algo que te falta saber o dominar.
  2. El método: Segundo, permítete un momento para meditar sobre cómo fue tu interacción con esa mujer y qué es lo que pudo haber salido mal. Has reingeniería de la situación y piensa en una solución. Recuerda, si sigues haciendo las cosas mal no tardarás en creer que nunca serás bueno en algo.

Locura es hacer lo mismo una y otra vez, y esperar resultados diferentes. – Rita Mae Brown (A veces atribuida a Albert E.)

¿Te gusta lo que ves?

Suscríbete y recibe contenido único que no encontrarás en esta web. ¡Es gratis!

Tu correo está a salvo. Nunca lo publicaremos, venderemos o cambiaremos.

About Author

Memo Cort es guitarrista y compositor en Alley. Como fundador de 2masculine cree firmemente que la desenvoltura social abre más puertas que cualquier otra habilidad.

Send this to a friend